Pedidos por teléfono y WhatsApp 671 088 248 | Envío Gratis a partir de 30€ | Parafarmacia y Ortopedia

Día mundial de la Diabetes

diabetes-Farmacia-Alcorcón

El 14 de noviembre es el Día mundial de la Diabetes y nos parece importante hablar de esta enfermedad tan grave y de la que cada día hay nuevos casos.

Todos tenemos alguna persona conocida con Diabetes pero… ¿Sabemos realmente lo que implica una enfermedad así?

La Diabetes es una enfermedad metabólica y crónica que impide metabolizar el azúcar de forma normal, por lo que los niveles en sangre son mayores de lo habitual (es decir, se produce una hiperglucemia).

La glucosa es el combustible que necesitan todas las células de nuestro organismo para funcionar. La insulina es la puerta de entrada que tienen que atrevesar para llegar a cualquier tejido (excepto el cerebro). El problema es que en la Diabetes la insulina o funciona mal o no funciona. Al no funcionar y no poder introducir a la glucosa en las células para obtener energía, la glucosa sigue circulando por el torrente sanguíneo (ocasionando daños).

Diabetes tipo I y tipo II

Existen dos tipos de Diabetes, según su origen, de las cuales una se puede prevenir y otra no. La Diabetes tipo I se diagnostica a una edad temprana (en la infancia), tiene componente genético, presenta factores inmunológicos y es totalmente dependiente de insulina (inyecciones de insulina diarias). No se relaciona con obesidad ni otras enfermedades como hipertensión o hipercolesteronemia. Es decir, no se puede evitar que un niño tenga Diabetes tipo I.

Por el contrario, la Diabetes tipo II es la que nos preocupa y ocupa en este post porque es la que no para de aumentar y la que se puede prevenir.

La Diabetes tipo II suele aparecer pasados los 30 años y la suelen padecer personas obesas, con una vida sedentaria y una dieta poco equilibrada. Suelen tener también la tensión alta y el colesterol alto.

La Diabetes tipo II está estrechamente ligada a la obesidad.

¿Por qué? Las personas con obesidad suelen basar su dieta en hidratos de carbono (pan, productos ultraprocesados, fritos, empanados, azúcar…). El sistema digestivo tiene que procesar esos alimentos para extraer de ahí la glucosa. El páncreas tiene que segregar altas cantidades de insulina para poder procesar la glucosa. De forma mantenida en el tiempo, el páncreas deja de funcionar correctamente debido a un funcionamiento excesivo. Ha forzado la maquina durante mucho tiempo y ya no pude más.

¿Es grave tener Diabetes?

Sí, es una enfermedad crónica que por ahora no tiene cura pero que se puede controlar con la dieta, actividad física y tratamiento farmacológico (tanto medicamentos vía oral como inyecciones de insulina).

Las consecuencias a largo plazo si no se controla bien la enfermedad son: problemas en la vista, en los riñones, en los pies, daños en el sistema nervioso, enfermedades cardiovasculares como infarto de miocardio o ictus.

Cómo prevenir la Diabetes y mejorar la vida de una persona diabética.

Muchas veces, se puede controlar el nivel de azúcar en sangre, cambiando de hábitos. Aunque estés en tratamiento con antidiabéticos orales o insulina, es necesario que incluyas estos tres puntos en tu vida para controlar la enfermedad.

  • Bajar de peso.

El perímetro abdominal es un indicador del riesgo cardiovascular y un peligro para la salud si se tiene más de 100 cm de perímetro abdominal en hombres y más de 90 cm si se es mujer.

  • Dieta saludable.

Cambia de hábitos alimenticios. No quiere decir que tengas que comer lechuga y pollo toda tu vida. Se trata de adquirir nuevos hábitos donde predominen los alimentos sin procesar que puedes comprar en el mercado de toda la vida: verduras, frutas, legumbres, carne, pescado, huevos… Las verduras y frutas son alimentos protectores de la salud. Están llenos de fibra, vitaminas y combinan hidratos de carbono, proteínas y grasas en su justa medida.

Olvídate de los alimentos ultraprocesados (aquellos que tienen muchos ingredientes en tu etiqueta), entre los que destacan el azúcar y las grasas.

  • Realizar actividad física.

¡Muévete! Realizar ejercicio físico es como regular la insulina de forma natural. Al movernos, quemamos glucosa, estimulando las fibras del músculo dándoles la capacidad de transportar glucosa al interior de las células. Este efecto se consigue después de realizar de 30 a 60 minutos de ejercicio físico.

Diabetes gestacional

Tenemos un post dedicado exclusivamente a este tema, pincha aquí: https://farmacialcorcon.com/blog/salud/diabetes-gestacional/

Fuentes:

https://www.fundaciondiabetes.org

https://www.niddk.nih.gov/health-information/informacion-de-la-salud/diabetes

firma-paloma-sastron

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.