Listeria sale por la tele

intoxicacion-listeria-carne

Este verano la bacteria Listeria monocytogenes se hizo famosa, saliendo en todos los medios de comunicación, por haber contaminado productos cárnicos y haber infectado a cientos de personas.

Te contamos todos los secretos de Listeria en este post.

Como sabrás, el pasado mes de agosto hubo un brote de listeriosis provocado por una carne mechada contaminada con la bacteria Listeria.

A pesar de este incidente hay que recalcar los numerosos y exhaustivos controles que deben pasar todas las empresas de la industria alimentaria (aunque en este caso haya habido una fuga).

¿Cómo identificar una intoxicación alimentaria?

Las bacterias no se pueden detectar a simple vista, son microscópicas. Si el alimento ha comenzado el proceso de descomposición sí que puede cambiar de color y olor, pero en este caso es más difícil que nos lo vayamos a comer.

Fácil. Los síntomas se manifiestan al poco tiempo de haber consumido el alimento en mal estado. Nauseas, vómitos, diarrea, fiebre, dolor abdominal… una gastroenteritis de libro.

Si te encuentras mal y sospechas que haya sido una intoxicación alimentaria, nunca tomes medicamentos para cortar la diarrea como Fortasec. En el caso de padecer una gastroenteritis queremos eliminar el agente patógeno del organismo, no retenerlo. Los medicamentos antidiarreicos bloquean la defecación y por eso están contraindicados.

¿Qué pasa con las mujeres embarazadas?

¿Es más grave que Listeria infecte a una mujer embarazada que a una persona que no lo esté? Sí, por dos motivos. Las mujeres embarazadas tienen el sistema inmunológico más débil de lo habitual por lo que luchar contra las infecciones no será tan fácil como de costumbre. Existen determinadas bacterias que tiene debilidad (es decir afinidad) por el feto. Detectan el feto y ahí que se van derechas provocando daños en el feto, hasta llegar al aborto en los casos más extremos.

Estando embarazada… ¿me tengo que hacer la prueba por precaución? No, si no has consumido ningún producto cárnico (desde la famosa carne mechada hasta chorizo o butifarra) de las empresas Sabores de Paterna o Magrudis.

Higiene en la cocina para mujeres embarazadas.

  • Cocinar a altas temperaturas siempre es la solución (más de 70ºC), tanto verduras como productos de origen animal, para eliminar posibles bacterias que pueda haber.
  • No mezcles utensilios de cocina. Por ejemplo, utiliza un cuchillo diferente para la carne y la verdura y limpia la tabla de cocina si vas a utilizarla para diferentes alimentos.
  • A la hora de la preparación de los alimentos, no mezcles alimentos crudos con alimentos ya cocinados.
  • Lava con detergente alimentario (Amukina, de venta en nuestra farmacia) frutas y verduras si las vas a consumir frescas.
  • Después de manipular los alimentos, lávate las manos con agua y jabón y sécalas con papel de cocina (los trapos de cocina si no se lavan asiduamente pueden contener muchas bacterias acumuladas).
  • No dejes alimentos, tanto crudos como cocinados, fuera de la nevera (y menos en verano).
  • Asegúrate que el frigorífico está a menos de 4ºC.

Pincha aquí para tener más información de Agencia española de consumo, seguridad alimentaria y nutrición http://www.aecosan.msssi.gob.es/AECOSAN/web/para_el_consumidor/ampliacion/alimentacion_segura_embarazo.htm

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.