Día mundial de la hepatitis

dia-mundial-hepatitis

El 28 de julio se celebra el Día mundial de la hepatitis.

Te contamos las cosas que no sabías sobre la hepatitis.

Existen distintos tipos de virus que producen cinco tipos distintos de hepatitis desde la A a la E. Para simplificar, podemos dividir las hepatitis en dos grupos: las que se transmiten por agua o alimentos contaminados en condiciones higiénicas deficientes (hepatitis A y E) o las que se transmiten por fluidos corporales infectados, como sangre, semen y fluidos vaginales (hepatitis B, C y D).

¿Sabías que los casos de hepatitis siguen en aumento en países en vías de desarrollo? ¿Sabes por qué? Porque los síntomas de las hepatitis suelen ser inespecíficos: dolor abdominal, fiebre, fatiga, nauseas… ¿Quién no ha experimentado alguna vez estos síntomas sin tener que padecer hepatitis? Ese es el gran problema, muchas personas no saben que están infectadas por algún virus de la hepatitis y sin saberlo, son un foco de infección que continua infectando a más personas.

La hepatitis es una enfermedad producida por distintos tipos de virus que produce inflamación del hígado que puede derivar en cirrosis o cáncer de hígado. Recordamos que el hígado es un órgano fundamental ya que interviene en el metabolismo de la glucosa, metaboliza gran parte de los medicamentos y se encarga de las grasas y el colesterol.

Otro inconveniente de este tipo de enfermedad es que no existe vacuna frente a todos los tipos de virus de hepatitis. A continuación profundizamos un poco más en cada tipo.

Tipos de hepatitis.

  • Hepatitis A. Este tipo de virus se trasmite por agua contaminada por heces infectadas. Suele provocar una infección y sí tiene vacuna. Normalmente casi todas las personas que se han topado con este virus se han recuperado totalmente y adquieren inmunidad de por vida.
  • Hepatitis B. Es el tipo de hepatitis que está íntimamente relacionada con el virus del sida. Al trasmitirse los dos por sangre y fluidos corporales puede infectar de manera conjunta. Una mujer infectada puede trasmitir la hepatitis B al bebé en el momento del parto. El personal sanitario debe tener especial precaución porque existe riesgo alto de infección. La buena noticia es que sí existe vacuna frente a la hepatitis B y está incluida en el calendario vacunal infantil. Se administra a los 2, 4 y 11 meses de vida.
  • Hepatitis C. Se trasmite por sangre contaminada por lo que este tipo de hepatitis es común entre los drogadictos que comparten material inyectable. No existe vacuna frente a este virus.
  • Hepatitis D. Suele darse una infección simultanea por VHB y VHD, por lo que la vacuna frente al virus de la hepatitis B protege frente al D.
  • Hepatitis E. Su prevalencia es mayor en Asia oriental y meridional y se transmite principalmente por vía fecal-oral. El consumo de marisco crudo o poco cocinados puede ser fuente de infección en las zonas endémicas.

Hepatitis y viajes exóticos

Si este verano vas a viajar a países tropicales donde existe riesgo de transmisión de la hepatitis es importante que tengas especial precaución con las comidas y bebidas. Suponemos que no te van a tener que hacer una trasfusión ni ninguna operación donde intervenga sangre de por medio. Sin embargo, con la exaltación del viaje puedes tener la “genial” idea de dejar plasmada la experiencia en tu piel y hacerte un tatuaje. Recomendación: háztelo mejor en España, cuando vuelvas de vacaciones. Todo lo que incluya agujas y sangre, es una mala mezcla.

Por otro lado, vas a tener que comer y beber durante tu estancia allí. Para evitar la infección por agua o alimentos contaminados por heces con hepatitis A o E apuesta por agua embotellada SIEMPRE y evita comidas frescas que no hayan sido cocinadas (ensaladas, frutas, zumos…).

https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/hepatitis-e

firma-paloma-sastron

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.