¿Piernas cansadas y doloridas en verano?

piernas cansadas

Tenemos la solución para aliviar las piernas cansadas e hinchadas este verano.

En la farmacia sabemos lo que es y lo hemos probado todo…

Pasamos muchas horas de pie y por mucho aire acondicionado que pongamos, la circulación se resiente. El calor produce la vasodilatación de venas y arterias, al contrario que el frío que produce vasoconstricción. Esta vasodilatación produce que el retorno venoso, el camino que tiene que hacer la sangre desde los pies hasta el corazón, cueste más. Es en este momento cuando se pueden notar las piernas hinchadas y doloridas.

Además, en mujeres con tratamiento anticonceptivo, estos síntomas se ven empeorados por los efectos que producen las hormonas en la circulación.

Las soluciones que te damos a continuación van a mejorar la circulación, aliviando la sensación de hinchazón, hormigueo y pesadez en las piernas cansadas al final del día:

  • Geles de frío. Con aceite esencial de menta o mentol, aportan frescor y alivio a las piernas cansadas. Para notar el máximo alivio posible aplica agua fría en las piernas, antes de aplicarte la crema. Después aplica la crema con un ligero masaje y pon las piernas en alto.
  • Medicamentos como Venoruton o Venosmil. Existen principios activos como las oxerutinas que protegen la pared vascular, disminuyendo del edema.
  • Complementos alimenticios a base de flavonoides. Existen determinadas plantas con efectos venotónicos como el ruscus, castaño de indias, vid roja, centella asiática, Gingko biloba… Muchos de estos complementos alimenticios también contienen alguna planta diurética como el diente de león porque puede que haya retención de líquidos.
  • Cremas formuladas con extractos de plantas. Los mismos ingredientes que se pueden utilizar por vía oral se pueden encontrar en las cremas.
  • Plantillas de silicona para acolchar la pisada. En verano, las sandalias planas, las chanclas y las manoletinas no favorecen ni la pisada correcta ni la circulación. Los zapatos deben tener un mínimo de tacón (date cuenta que nuestros pies no son planos como los de los patos). Utiliza plantillas de silicona del pie entero o tipo talonera para amortiguar la pisada.
  • Medias y calcetines de compresión. Son unas medias especiales que ejercen mayor presión en el tobillo y menor en el resto de la pierna, para favorecer el retorno venoso. Existen diferentes tipos de compresión: media y fuerte. La compresión fuerte se reserva a personas operadas de varices. Existen diferentes modelos: calcetín (que llegan hasta la rodilla), media con blonda con silicona para que no se escurra por la pierna (que llega hasta medio muslo) o media entera hasta la cintura. También existen medias para piernas individuales que llegan hasta la cintura, ideales para personas operadas de varices que no quieran llevar medias completas. Cuesta un poco ponérselas pero merece la pena el esfuerzo. Para determinar la talla de las medias de compresión es necesario medir el perímetro del tobillo y pantorrilla. No se mide por las típicas tallas de pantalón.

Pásate por la farmacia para que te aconsejemos o visita nuestra tienda online.

firma-paloma-sastron

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.